Meteorología

En el año 2010 surgió en alguna conversacion entre las autoridades de la facultad y la universidad, la necesidad urgente del país en materia de gente capacitada en meteorología; no es que no las hubiese en lo absoluto, pero sí que la cantidad de idóneos en el tema estaba (y está) muy por debajo de lo necesario.
Con esto en mente, la facultad decidió impulsar la creación de una carrera que pudiese hacer frente a esta necesidad, y para fines de ese año, se creó una comisión para formar un plan de estudios de lo que sería la ”carrera de meteorología”. En esta comisión trabajaron muchos profesores y graduados que son entendidos del temas relacionados con la atmósfera y la geofísica; también estuvieron dos representantes del claustro de alumnos (un titular y un suplente, aunque ambos trabajaron conjuntamente) en esta comisión.
En un principio, el trabajo estuvo centrado en la creación de una estructura, más que nada, decidiendo sobre la cantidad de años necesarios para esta carrera, la cantidad de materias y fundamentalmente, si esta carrera tendría un plan un tanto flexible o uno rígido.
Nos decidimos por la primera opción, es decir, optar por un plan de estudios que le permitiese al alumno decidir que orientación quería darle a su carrera de meteorología.
Paralelamente, estábamos tratando de coordinar en medio de todo este proyecto, una posible “tecnicatura”, algo que le permitiese al alumno tener una opción laboral más, y a su vez que permitiese  subsanar esa falta de técnicos y expertos de la cual eramos concientes – después de todo, ese había sido el disparador!
Cuando ya teníamos el grueso del plan de estudios, empezamos a pensar en los problemas que frecuentemente el estudiante de nuestra facultad y de la mayoría de las demás se ve obligado a sortear, como la necesidad de trabajar para poder sostener su carrera, la tremenda carga horaria de las cursadas, el estiramiento infinito de la carrera ( si lo sabremos los estudiantes no?!) y en esta línea decidimos que el plan de estudios debía ser algo mas fácil de transitar.
Propusimos entonces, que no debían existir mas de tres materias por cuatrimestre, bajando la carga horaria considerablemente, lo cual en el claustro de alumno celebramos con alegría.
Poco después, por iniciativa del decano de nuestra facultad (Adrián Brunini) y con apoyo de la comisión, se propuso que el estudiante debiese realizar 40 hs de extensión a lo largo de toda su carrera, repartidas como quisiese, para la obtención de su título. Así, el estudiante podía tener la oportunidad de tantear y conocer eso qué es la extensión universitaria y aprender la verdadera importancia que tiene;  en el claustro de alumnos siempre defendimos la extensión como un pilar fundamental de la universidad,  así que en ese sentido sentimos que esto representaba un avance enorme en materia de plan de estudios, y sentaría a futuro un precedente para la modificación y creación de viejas y nuevas carreras.
Ademas, el hecho de que sean 40 horas dedicadas a esto en toda la carrera, no nos presento contradicción con el hecho de que se alargue o no el plan de estudios.
En cuanto a lo que preguntas sobre las aspiraciones del claustro de alumnos sobre todo esto, bueno…son muchas y muy diversas..
Para empezar, esperamos que con el trabajo y esfuerzo de todos, el ingresante pudiese ver materializado el plan con todas sus propiedades. Que pudiese sentir que es un plan distinto, flexible y realizable en el tiempo estipulado . Más entrado en la carrera nos gustaría ver que este estudiante se pudiese interiorizar y solidarizar con las problemáticas de la sociedad que lo rodea en todos sus aspectos, así como particularmente en materia del clima ,el cuidado y respeto por el medio ambiente. Nos gustaría lograr egresados comprometidos. Sera esfuerzo de todos, que esto pueda ser posible.
Sobre lo que me comentaste acerca de la ciencias o meteorología espacial, hay algo de todo eso.Te cuento:
Nuestra facultad es muy fuerte en temas relacionados con la “alta atmósfera”, entendiedose como eso a capas atmosféricas muy alejadas de la superficie terrestre, por ejemplo, arriba de los 100 kilómetros o más, como la “ionósfera” por ejemplo. La carrera ofrece varias materias optativas de los últimos años en esa línea, ya que tenemos gente capacitada para hacerlo y es una de las cosas que nos diferencian de la carrera de la UBA (ademas de como esta estructurado el plan, 3 materias por cuatrimestre, etc.).
Respecto de la meteorología espacial, eso es otra cosa. Se refiere mas que nada a la meteorología del sistema solar, de los diversos planetas, incluyendo la tierra, y mucho estudio del Sol.
En esta línea también nos diferenciamos de la UBA y existen grupos que están intentando desarrollarse en estos temas. Con suerte podremos también brindarle al estudiante un panorama de todo esto.